Insights

Maximizar el Potencial de los Chatbots: Las Mejores Prácticas

Maximizar el Potencial de los Chatbots: Las Mejores Prácticas

Gartner predijo que, para el 2022, el 70% de las interacciones con los consumidores involucrarían tecnologías emergentes como aplicaciones de machine learning (ML), chatbots y mensajería móvil, incrementando lo que era un 15% en el 2018. Hoy en día, estamos en la cresta de la ola generada por los chatbots de Inteligencia Artificial como OpenAI’s brainchild, y el famoso ChatGPT-3; el cual alcanzó 1 millón de usuarios tan solo una semana después de su lanzamiento. Aparentemente, Gartner estaba en lo correcto: el uso de chatbots más inteligentes llegó para quedarse.

Como creadores y gerentes de nuestro propio chatbot de IA, Emi, sentimos que es hora de hablar acerca de nuestro pequeño aporte al mundo de la IA para el reclutamiento.

La evolución de los chatbots

La tecnología de los chatbots ha mejorado ampliamente desde la introducción del primer programa de chatbot, ELIZA, en 1966. Si bien cada tecnología que ha sido lanzada después de ELIZA, como A.L.I.C.E., tuvo cambios notables, se puede pensar en la tecnología de chatbots en dos categorías: 1) previo a machine learning, modelos basados en la lógica: bots como ELIZA que eran programados con respuestas específicas y 2) machine-learning, los modelos basados en el lenguaje que se comenzaron a utilizar en los 90s e incluyen programas más sofisticados como Amazon’s Alexa y ChatGPT-3. 

Es importante destacar que la tecnología de la segunda categoría, learning machines de lenguaje o LLMs, es poderosa únicamente si está programada y capacitada para serlo. Hay un gran espectro de bots LLM por las variaciones en la programación y en los inputs. 

Ahora bien, existen chatbots de todos los colores. Por ejemplo, bots de e-commerce que se encuentran comúnmente en sitios de retail, bots de soporte que se encuentran entre las FAQs y responden a preguntas 24/7, y bots de ventas que ayudan a captar leads inmediatamente sin la intervención humana. Asimismo, existen chatbots de reclutamiento que están diseñados específicamente para optimizar los procesos de recursos humanos. Esto puede significar simplemente recibir los CVs de los candidatos y enviarlos al gerente de reclutamiento, o puede ir un poco más allá acompañado el proceso de onboarding.

¿Qué es un chatbot de reclutamiento masivo?

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre un chatbot de reclutamiento y el chat común de tu sitio web? Como otros tipos de chatbots (por ejemplo, e-commerce, soporte o suscripción), los chatbots de reclutamiento son diseñados específicamente con el objetivo de reclutar talento. Y, en nuestro caso, Emi, el chatbot de nuestra plataforma, está hecho especialmente para equipos de reclutamiento masivo y talento.  

Emi utiliza machine learning para informar las interacciones de IA, como ChatGPT-3. Sin embargo, nuestra tecnología es personalizada para el uso de reclutamiento masivo.

Un elemento a tener en cuenta para el reclutamiento de trabajadores operativos es que no suelen estar familiarizados o cómodos para compartir un CV formal. Por medio de preguntas automatizadas, nuestro chatbot permite que los candidatos no tengan necesidad de enviar su CV. La información que se recopila de estas respuestas se archiva formando un perfil seguro de cada candidato.

Las mejores prácticas para chatbots de reclutamiento

Ya sea que estés lanzando tu primer chatbot de reclutamiento o que te encuentres intentando descifrar cómo implementarlo, es importante que consideres las siguientes prácticas:

  1. Compartir qué hace la empresa y qué oportunidades hay

Como los reclutadores, los chatbots de reclutamiento deberían venderle tu empresa al candidato y no sólo recolectar información pasivamente. Utiliza el chatbot como una canal entre  tu marca y el candidato. Ten en cuenta que, como cualquier mensaje o interacción por chat, la brevedad es clave. Asegúrate de que el discurso de tu empresa a los candidatos sea conciso y atractivo.

  1. Informar el rango salarial y cualquier otro beneficio de forma clara

Es clave brindar información a los candidatos acerca del salario que pueden esperar de la posición vacante. Mantener oculta esta información hasta el final puede llevar a frustración del lado del candidato y a un pool más reducido. Beneficios como el pago inmediato o un esquema flexible pueden ser la diferencia entre tu empresa y la competencia. Recomendamos brindar la mayor claridad posible en las conversaciones por chat para 1) mantener a los candidatos interesados, y 2) descartar a las personas que tienen otras expectativas. 

  1. Personalizar la comunicación basándose en la ubicación

La comodidad que siente una persona con el chatbot juega un papel importante en si envían la solicitud o abandonan el proceso de aplicación. Por ende, es importante utilizar datos geográficos para usar lenguaje, jerga y tono con el que la persona está familiarizada. 

Para las empresas que tienen cientos e incluso miles de ubicaciones en el mundo, también es importante personalizar la información del puesto, dado que cada ubicación puede tener distintos horarios, rangos salariales y responsabilidades. 

  1. Ajustar posibles sesgos

Desde Emi, creemos que el reclutamiento automatizado debería permitir que más trabajadores de roles operativos tengan acceso a mejores oportunidades. Para que esto sea posible, es fundamental que la información que puede llevar a sesgos sea eliminada del proceso de aplicación. Por ejemplo, si un chatbot pregunta a los candidatos acerca de su edad, raza o género, podrías potencialmente discriminar ciertos grupos. En cambio, enfócate en hacer preguntas que estén estrictamente relacionadas con el puesto de trabajo y las calificaciones del candidato.

  1. Definir qué es información esencial

Si bien tú puedes querer la mayor cantidad de información posible acerca de un candidato, debes considerar cuánta información la persona está dispuesta a dar. Por ejemplo, puedes estar interesado en saber cuánto tiempo el candidato trabajó para cada uno de sus empleadores, pero decides preguntar únicamente por el período en el que trabajó en su rol más reciente y posteriormente preguntar lo demás en una entrevista filtro. 

Se reduce a definir qué información resulta esencial para evaluar a los candidatos antes del siguiente paso del proceso de reclutamiento.

Configurar tu chatbot para el éxito

Agregar IA conversacional a tus esfuerzos de reclutamiento puede ser un cambio significativo para tu empresa, incluso si ya utilizas otras tecnologías avanzadas de RRHH. Asegúrate de definir cuál será esta tecnología y que no será.

Por ejemplo, es importante entender con claridad en qué pasos de tu proceso planeas utilizar el chatbot. 

Imaginemos que estás experimentando una alta tasa de abandono del proceso de aplicación. Puede que quieras optimizar dicho proceso reemplazando un formulario largo con un chatbot conversacional. O, quizás, si tu equipo dedica mucho tiempo a interactuar con los candidatos para programar entrevistas, podrías utilizar un chatbot para comunicarte con el candidato en horarios que le son convenientes.

Pero, si bien estos bots son poderosos, no es una tecnología para configurar una vez y olvidarse. El chatbot es una extensión de tu marca. Una vez lanzado, necesitas monitorearlo para crear un ciclo de mejora continuo. Según nuestra experiencia, incluso los ajustes pequeños pueden marcar una gran diferencia en cuán efectivo puede ser un chatbot en la relación con los candidatos.

El potencial de los chatbots

Como hemos podido ver en los últimos tres meses, los chatbots y las herramientas conversacionales con IA están cambiando el mundo de los negocios. Si bien puede parecer una tarea intimidante, utilizar estas prácticas ayudarán a que tu equipo se enfoque en sus objetivos: mejorar la experiencia de los candidatos y optimizar el proceso de reclutamiento.

Para más información acerca de cómo incorporar un chatbot de reclutamiento a tu organización, contáctate con un experto de Emi haciendo clic aquí.

Seguir leyendo